martes, 3 de junio de 2008

Aguanta, Jorge

Del aterrizaje suave de Chacón el pasado mes de enero hemos pasado al "ajuste severo" del sector inmobiliario de Corredor. Aguanta, Jorge, que la burbuja inmobiliaria no ha estallado. Es más, no existía burbuja. La culpa es del petróleo, el trigo y las subprime.

Como dijo Zapatero en la Ser: "Hasta agosto teníamos el viento en calma . Y como un país capaz, fuerte crecíamos cerca del cuatro por ciento, creamos empleo como nadie nos nos cuentas publicación con un gran superávit que no tiene ninguno de nuestros socios son probables europeos. Ahora a partir de agosto tenemos el viento en contra fundamentalmente por la crisis financiera también por la elevación del precio del petróleo y los alimentos son tres factores que crean dificultades. Pero este país puede seguir avanzando a un con el viento en contra porque porque estamos preparados para esa ese esfuerzo primero por que hay una visión de país".

No hay comentarios: