lunes, 7 de abril de 2008

Alguien sensato

Manuel Gómez Navarro, ex ministro socialista y presidente de las Cámaras de Comercio: "Ningún gobierno puede ayudar a los señores que se han hecho multimillonarios especulando con el suelo y la vivienda, porque sería intolerable".
Lo digo a propósito de este artículo de El País en el que se cuenta cómo la "El Gobierno central y el catalán presionan a la banca para salvar el grupo Habitat".
Gómez Navarro sí apoya la inversión de 3.000 millones en rehabilitación de viviendas para amortiguar el paro en la construcción. Alguien dijo que era como echarle agua a un cocido hirviendo. Y es cierto. Lástima que ese agua no pueda ir a regar el I+D, la educación o la sanidad.

No hay comentarios: