jueves, 27 de marzo de 2008

El listo y el listillo

Simplificando: Manuel Jové era un carpintero gallego que se pasó a la construcción. Trabajador desde los 16 años y emigrante a Alemania, después de quebrar dos veces, en 1993 por fin montó con dos amigos una empresa que derivó en imperio: Fadesa. Seleccionaba los terrenos, diseñaba las urbanizaciones, las construia y las vendía. Con la burbuja inmobiliaria se lo llevó crudo. España se le quedó pequeña y pasó a arrasar playas vírgenes en Marruecos y Portugal. Un tipo listo.

Fernando Martín se creía un tipo listo. El constructor madrileño, que comenzó en el mercado inmobiliario a principios de los 80 desde la base, tocó el cielo cuando llegó de rebote a la presidencia del Madrid. Y aunque tenía un paquete de acciones impresioante en Fenosa, BBVA y Santander y Telefónica, no era el mayor tiburón del ladrillo.

En 2006 Jové, el carpitenro gallego, vio que aquello no daba más de sí. Además, su hija había muerto dos años antes y no merecía la pensa seguir. Puso Fadesa en venta. En el mejor momento: con la burbuja a punto de reventar y los competidores cegados por el oro. Encontró a Martín, que picó el anzuelo con gusto. Pidió un préstamo de 4.000 millones de los que más de 2.000 fueron a manos de Jové y fundó Martinsa-Fadesa. El pez chico se había comido al grande.

Entonces Martín concedió una entrevista a El País que hoy hace reir a mandíbula batiente: "Hay que ganar tamaño para estar en el mundo. Y en los próximos años va a seguir habiendo concentración. El sector inmobiliario está muy atomizado: entre las seis constructoras más importantes se llevan el 70% de la obra civil. En cambio, de las 10 inmobiliarias más grandes no llegan al 6%. No puede ser que cualquier señor monte una inmobiliaria (...) Fadesa-Martinsa tendrá unos activos a 31 de diciembre de 12.963 millones de euros, de los que Fadesa aporta 10.536 y Martinsa 2.427 millones. Además tiene hecha la internacionalización, está en 13 países y 14 comunidades autónomas. Y cuenta con 26 millones de metros cuadrados edificables. Eso significa suelo para hacer 300.000 viviendas. Y tenemos precomercializadas ya 17.000 viviendas, lo que significa que tenemos asegurados los resultados de los próximos dos años. (...) El problema de financiación es nulo. El precio tiende a moderarse y que debería ir creciendo en torno al IPC, pero no va a bajar. Y la demanda va a mantenerse en el entorno de las 500.000 a 550.000 viviendas anuales y, de ésas, unas 80.000 serán de inmigrantes. Nada de pinchazo inmobiliario. Tenemos salud y salud boyante".

Dos años después Jové se ha hecho el rpincipal accionista del BBVA con el dinero que le pagó Martín, se ha comprado bodegas e invertido en el sector de la energía eólica. A costa de las hipotecas de una generación de españoles a los que vendió pisos a precio desorbitado se hizo un millonario respetable. Él no era un Pocero, ni Facundo Armero o Jesús Ger. Era un tipo listo. Hola lo sitúa en el quinto puesto de los ricos de España.

Dos años después, Martín está ahogado hasta el cuello. Y sólo su hipertrofiada deuda le salva de que los bancos le dejen caer. El lunes consiguió a última hora aplazar su deuda de 5.153 millones con los bancos, gran parte procedente del préstamo que pidió para comprar Fadesa. "Nada de pinchazo inmobiliario", dijo. El listo ya no habla.

Por 150 dólares

En EE UU ya se venden en farmacia los test de paternidad por 150 dólares. En tres días, Identigene te manda los rsultados por correo electrónico. Esto sí que es el fin de la familia. Y la Iglesia sin protestar. Hay que impedir que llegue a España.

martes, 25 de marzo de 2008

Le toma la palabra

25 de febrero. Gallardón supedita su continuidad en política a poder hacer el eje Prado-Recoletos.
25 de marzo. Aguire dice que tiene que hacer una evaluación ambiental del proyecto porque puede suponer la muerte del parque del Retiro. La evaluación tardará más de nueve meses y puedo acabar en cambios importantes, decididos por la Comunidad, claro.
Le toma la palabra. Si la tiene.

domingo, 23 de marzo de 2008

Bill Waterson

"I’ve loved comic strips as long as I can remember. As a kid, I knew I wanted to be either a cartoonist or an astronaut. The latter was never much of a possibility, as I don’t even like riding in elevators. I kept my options open until seventh grade, but when I stopped understanding math and science, my choice was made. There is great personal satisfaction in attending to detail and quality, and I remain very proud of the standards the strip met day after day. I also liked the responsibility of knowing that, succeed or fail, it was all my own doing. This approach kept the strip very honest and personal--verything having to do with Calvin and Hobbes expressed my own ideas, my own values, my own way. I wrote every word, drew every line, and painted every color. It’s a rare gift to find such fulfilling work and I tried to show my appreciation by giving the strip everything I had to offer". Bill Waterson, autor de Calvin y Hobbes, en The complete Calvin and Hobbes, de 2005, donde durante 17 páginas explica el cómo y porqué de Calvin. Hasta donde yo sé es el escrito más detallado de Waterson que, como explica hoy Enric González (perdón por la reiteración pero no podía dejarlo correr), siempre rehuyó los focos. La trilogía cuesta 97 dólares en Amazon y aunque la introducción es fantástica se hace incómodo de leer (tapa dura y 491 páginas por tomo). Y sí. el tipo se parece al padre de Calvin.

sábado, 22 de marzo de 2008

El auténtico Charlie Wilson

De La Guerra de Charlie Wilson llega el auténtico Charlie Wilson.


Dice wikipedia que ahora cobra 30.000 dólares al mes como lobbysta a favor de Musharraf. La leyenda continúa.

Contumaz

Contumaz.
(Del lat. contŭmax, -ācis).
1. adj. Rebelde, porfiado y tenaz en mantener un error.

Martin Ferrand se lo aplica a Aznar. Supongo que eso es el periodismo de precisión.

Mucho Murcia

jueves, 20 de marzo de 2008

El imperio y el periodismo

China, otro artículo de Enric González que podría releer durante años y al que no sería capaz de ponerle ni quitarle una coma: "Asistimos a un espectáculo sensacional, único en nuestras vidas: el florecimiento de un imperio. No se veía algo parecido desde inicios del siglo XX, cuando el imperio industrial americano y el imperio onírico soviético irrumpieron en el mundo. China es el nuevo fenómeno planetario. El futuro. Podemos ignorarlo, por supuesto; no hay problema, basta con que consumamos sus productos.
Este tipo de acontecimiento grandioso, de gran respiro y proyección ilimitada, suele revelar los límites del servicio periodístico. Puede parecer paradójico, porque las grandes noticias son el negocio de la prensa. Sin embargo, los medios de comunicación miran con ojo de pez: cubren un gran espectro, pero sólo pueden entrar a matar (si las miradas matasen, que no) bajo el cobijo de un titular seco, apabullante, efímero a ser posible. Un gran atentado, un fallecimiento ilustre.
Y eso, con límites, porque hay que dar también espacio al fútbol, la política, las películas, menos importantes que China, y a la vez más interesantes: nos reconocemos en ellas.
La cosa china es demasiado obvia, demasiado extensa, demasiado duradera".
Sigue aquí. Y van...

miércoles, 12 de marzo de 2008

Moretti aconseja a Gaspar

Sé que Gaspar prefiere mirar the bright side of life, pero Moretti piensa que es mejor E ti vego a cercare. No sé. Tengo dudas.

La canción original, aquí. Y una extraña versión, aquí.