lunes, 10 de septiembre de 2007

"If you build a 12-foot wall, you know what's going to happen. A lot of 13-foot ladders"

Los candidatos demócratas a las primarias debatieron ayer en Univisión en español. Era la primera vez que en EEUU se celebraba un debate en español. Allí estaban todos: Hillary, Obama, Edwards... Sólo fató Joe Biden. Los moderadores de Univisión preguntaban en español y los candidatos, tras escuchar la traducción por un pinganillo contestaban en inglés pero era traducidos al español. El ex gobernador de Nuevo México Bill Richardson y el senador Christopher Dodd no pudieron demostrar lo bien que hablan español. Cuando lo intentaron, les cortaron. Esas eran las condiciones de un debate que los aspirantes llevan semanas pactando.
Hablaron de Irak, pero sobre todo de inmigración. Richardson criticó el muro en la frontera con México: "If you're going to build a 12-foot wall, you know what's going to happen. A lot of 13-foot ladders. This is a terrible symbol of America".
"Most candidates also emphasized their immigrant roots. "My father came to this country from a small village in Africa," Obama said, while former Alaska Senator Mike Gravel mentioned his French heritage", cuenta France Presse.
Los hispanos suponen el 15% de la población de EE UU y ya superan la población española.

Pirueta mental: Trasladar esta situación a España. Con un debate en árabe, con unos candidatos alardeando de su origen magrebí y criticando las vallas en Ceuta y Melilla.
Y dos. Editorial de El País de agosto: "La incidencia electoral de los hispanos en los comicios norteamericanos (habitualmente prodemócratas, excepto en el área de Miami) permite pronosticar que los grupos de opinión ultraconservadores han de fijarse con mayor atención en el futuro del sector de los medios de comunicación latinoamericanos".

No hay comentarios: