lunes, 27 de agosto de 2007

El Gobierno acusa a la Generalitat de poner en peligro la salud por apoyar las "terapias alternativas"

Por un fin un conflicto de competencias interesante. La Generalitat de Cataluña, con una consejera de Salud socialista*, aprobó en enero pasado un decreto que regulaba la hechicería sanitaria. El decreto completo no tiene desperdicio. Es una experiencia ver en un boletín oficial esta lista sobre las "terapias" reguladas: "Naturopatía. Naturopatía con criterio homeopático. Acupuntura. Terapia tradicional china. Kinesiología. Osteopatía. Shiatsu. Reflexología podal. Espinología. Drenaje linfático. Quiromasaje. Diafreoterapia. Liberación holística de estrés con técnicas de kinesiología".

La Generalitat da inluso definiciones de estas "terapias". Así, la "terapia tradicional china" es "la aplicación de un método terapéutico, a partir de un diagnóstico diferencial según los parámetros de la medicina oriental, que ofrecen soluciones a problemas de salud teniendo en cuenta los aspectos físicos, psíquicos, energéticos, espirituales [toma ya] y sociales de la persona, como un todo unitario [¿ein?] que tiene que estar en armonía, según unas leyes naturales [¿cuáles?]".

Según esta información, "un tercio de los catalanes usa técnicas como el shiatsu, la acupuntura y el quiromasaje". Parece excesivo, pero eso explicaría algunas cosas.

El pasado 5 de julio, el Ministerio de Sanidad, también del PSOE, recurrió la parte esencial del decreto por, entre otras cosas, "permitir el ejercicio de competencias y funciones asignadas a los profesionales sanitarios, en particular a médicos y fisioterapeutas, por prácticos naturistas, que carecen de los conocimientos y la formación adecuada", algo que podría acabar en una "situación irreparable, generando un peligro cierto a la salud de las personas". Era el último día de Elena Salgado en el ministerio. Y el 25 de julio, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña suspendió el decreto de forma cautelar.

P. retórica 1: ¿Será centralista el método científico?
P. retórica 2: ¿No es más importante, más interesante, más político y más relevate esto que decidir quién gestiona el Guadalquivir?
---------
* La consejera de Salud socialista es la misma que dice que la castracíón química para violadores y pederastas "puede plantearse".

1 comentario:

juanlu dijo...

me encanta este blog ;) ánimo